NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 20 MAYO: La naviera Saga Cruises celebra su 20 aniversario.
  • 27 ABRIL: Aida cruises toma posesión de su nuevo buque, el AidaPerla.
  • 23 ABRIL: El AidaDiva cumple hoy 10 años.
  • 23 ABRIL: El Henna (ex-Carnival Jubilee) será desguazado en Alang.
  • 18 ABRIL: Viking Ocean Cruises construirá dos nuevos buques de cruceros ampliando su flota hasta los 8 navíos en 2022.

jueves, 31 de diciembre de 2015

¡¡¡Feliz 2016!!!





Tras 365 días de escalas y muchas fotos es hora de echar el cierre... a este año. Porque en 2016 el blog  "Cruceros en la ciudad de cristal" seguirá con sus entradas dedicadas a los buques de pasaje que recalan por unas horas en nuestra bellísima ciudad. Desde esta modesta página sólo me queda desearos a tod@s paz, felicidad, y que el año que ahora comienza venga cargado de cosas buenas... 




...y por supuesto de muchos barcos.



Diego Veiga


domingo, 27 de diciembre de 2015

Se nos va



(Foto: José Luís Porta)


Se nos va. El paciente tiene muy mal color y le quedan unos pocos días para pasar a mejor vida. El 2015 está a punto de convertirse en un "ex-año", que dirían mis venerados Monthy Phyton pero hasta el último suspiro quiere que sigamos disfrutando de visitas de cruceros a nuestra ría. El pasado miércoles fue el turno de un viejo conocido coruñés, el Oceana.


(Foto: José Luís Porta)


Procedente del puerto de Southampton el buque de la naviera P&O llegó a A Coruña pasadas las siete de la mañana con unos 1.800 turistas a bordo, en su totalidad británicos, y que estos días disfrutan embarcados de un espectacular crucero de fin de año que les ha llevado a pasar la Nochebuena y el día de Navidad en alta mar y a disfrutar en nochevieja de los ya famosos fuegos artificiales de la ciudad de Funchal junto a otros 6 buques. La singladura, que también tendrá paradas en Marruecos y las Canarias, concluirá el próximo 4 de enero en el mismo punto de partida, Southampton. Diez horas de estancia fue el tiempo del que dispusieron este miércoles los turistas de la nave para quedarse con algunas pinceladas de nuestra ciudad; a las cinco de la tarde el Oceana se puso de nuevo en acción para, una vez doblado el dique de abrigo, enfrentarse a un indómito mar que no hizo de la navegación la experiencia más placentera para los que iban a bordo.


En su primera visita del año, allá por febrero, el Oceana todavía estaba siendo caracterizado con sus nuevos colores corporativos.


Aprovechando la visita realizada esta semana por el Oceana voy a repasar con cifras y con nombres lo que ha dado de sí este 2015 que comienza a dar sus últimos estertores. En un principio después de la del Oceana quedaba una escala programada en la ciudad, la del buque Marco Polo el día de Nochebuena, pero las complicadas condiciones climatológicas de estas pasadas jornadas hicieron que el capitán del veterano navío tomase la decisión de cancelar su visita a tierras gallegas. Una pena y más en un año muy especial para el Marco Polo ya que este 2015 es el de su 50 aniversario, una efeméride que muy pocas naves de su clase alcanzan. Nos queda el consuelo de que el longevo buque será el encargado de abrir el año crucerístico venidero el próximo 7 de enero.


Pese a anular su escala prevista para el día 24 nos queda el consuelo de recibir al Marco Polo el próximo 7 de enero.
(Foto: José Manuel Cereijo)


A grandes rasgos 2015 ha vuelto a ser otro año crucerístico formidable para la ciudad de A Coruña. No ha habido récord en cuanto a número de pasajeros llegados a la urbe por vía marítima ni se han batido marcas en cuanto a número de escalas pero el mantener año tras año una línea firme y sostenida en la captación de este tipo de tráficos tiene más mérito que el superar cifras en un momento puntual y así debe interpretarse. Por algo dicen que, más que llegar, lo difícil es mantenerse. 2015 echa el cierre con 93 escalas protagonizadas por 54 buques diferentes y que en total han traído a nuestra ciudad a unos 144.000 pasajeros. Comparativamente con el año anterior supone un aumento del 6´5% respecto al número de escalas y algo más de un 5 % respecto al número de pasajeros. Seguimos en la buena senda.


2015 se despide con unos números excelentes en cuanto a la captación de cruceros para la ciudad de A Coruña.


Si por algo ha destacado este 2015 ha sido sin lugar a dudas por la gran cantidad de debuts que ha habido a lo largo de los últimos 12 meses. En total han sido 12 las naves que han inscrito su nombre por primera vez en la nómina de ilustres visitantes: AidaDiva, MSC Splendida, Serenissima, Corinthian, Azamara Quest, Le Soleal, Explorer of the Seas, Azores, Costa Fortuna, Anthem of the Seas, Britannia y Mein Schiff 4. De entre todos ellos los tres últimos han sido naves salidas del astillero este mismo año; un hecho inaudito en los muelles herculinos. El caso del Serenissima es completamente opuesto: han tenido que pasar 55 años para que este bellísimo navío nos visitara por primera vez. Y en cuanto al Azores se trata de un debut entre comillas ya que esta nave nos ha visitado en más de una ocasión aunque este año es la primera vez que lo hace con su actual nomenclatura. Como curiosidad decir que en 2016 volverá a "debutar", esta vez con el nombre de Astoria.


Algunos debuts fueron muy especiales como en el caso del buque Serenissima.


Si bien antes dije que en 2015 no se iba a batir ningún récord eso no es del todo cierto. El pasado 11 de junio el Anthem of the Seas no sólo inscribía su nombre por primera vez en la ciudad sino que se convertía en el buque de pasaje más grande de la historia en visitar A Coruña desbancando con sus casi 167.000 toneladas al hasta ahora rey de Marineda, su compañero de flota el Independence of the Seas.


El Anthem of the Seas es desde junio de este año el buque de pasaje más grande en visitar nuestra ciudad en toda su historia.


Destacar un año más la presencia de la naviera P&O que con sus 27 escalas (precisamente la del Oceana del pasado miércoles fue la última) cerrará el 2015 como la compañía con más escalas realizadas en la ciudad, un año muy importante para la marca británica por ser el primero en el que casi la totalidad de su flota ha lucido sus nuevos y polémicos colores corporativos, con la enorme bandera británica pintada a proa de sus naves.


Un año más la naviera P&O ha sido la que más escalas y pasajeros ha aportado al cómputo global del ejercicio.


La otrora rival de la P&O, la naviera Cunard, en la actualidad jugando en el mismo equipo, también ha sido noticia en este 2015, un año muy especial por tratarse del 175 aniversario de esta histórica compañía y que aquí en A Coruña pudimos celebrar con la visita de dos de sus reinas, el Queen Victoria y el Queen Elizabeth, ésta última presente en la urbe hace tan sólo unos días.


Las "Reinas" de la Cunard también protagonistas destacadas en 2015.


2015 se nos va con  un triplete, el protagonizado por los navíos Britannia, Le Soleal, y Mein Schiff 1 el pasado 14 de mayo, 10 dobletes, 80 días del año en los que los muelles coruñeses tuvieron actividad crucerística y por encima de todo miles de maravillosos momentos protagonizados por estos gigantes (y a veces no tan gigantes) de los mares que han hecho las delicias de shipspotters y aficionados al mundo naval en general.


Dobletes, tripletes... El puerto coruñés ha vivido este año una frenética actividad crucerística.


Pero todo lo bueno se acaba. 2015 está a punto de convertirse en un eco que irá perdiendo fuerza  a medida que el retumbe de su sucesor, cada vez más próximo, se aproxima a nuestra puerta con ganas de arrancar su primera hoja del almanaque. Serán siete tan sólo las que habrá que desechar para volverle a ver la proa a un crucero en nuestras aguas. Guarden las cámaras de momento pero no las dejen muy lejos. Esto se ha acabado... pero está a punto de comenzar de nuevo.




No quisiera terminar esta última entrada del año sin agradecer tanto a José Luís Porta como a Jose Manuel Cereijo su colaboración en forma de fotos en ésta y en otras muchas entradas así como la de otros muchos amigos y habituales colaboradores de este blog: Manuel Candal, José R. Montero, Carlos Rapela y muchos otros. Gracias. Mil gracias por vuestra ayuda y también por los grandes momentos que he compartido con vosotros este año "afotando" barcos. A buen seguro que repetiremos en 2016.



lunes, 21 de diciembre de 2015

Reina de diciembre





No queda nada para acabar el año pero los cruceros se resisten a abandonar nuestra ciudad. Y no se trata de escalas irrelevantes que sólo sirven para engordar la cifra final de este tipo de tráficos en A Coruña sino que son visitas de relumbrón; para muestra el buque que nos visitó en la jornada de ayer domingo, toda una Reina: nada más y nada menos que el ilustre Queen Elizabeth.


 


Pasadas las siete de la mañana "Su Majestad" apareció en el horizonte para dirigirse al habitual punto de atraque de este tipo de naves en el muelle de trasatlánticos. A bordo del buque de la Cunard unos 2.200 pasajeros, en su mayoría británicos, que procedentes del archipiélago de Madeira disfrutan estos días de una travesía de 11 noches de duración con inicio y final en Southampton. La singladura tiene como elemento destacado su elevado número de jornadas exclusivas de navegación, con un total de cinco días en los que los pasajeros del Queen Elizabeth no habrán pisado tierra.


La ruta que estos días realiza el Queen Elizabeth se caracteriza por su reducido número de escalas.


Construcción número 6187 de los astilleros Fincantieri en su sede de Monfalcone, el Queen Elizabeth inició su carrera comercial el 12 de octubre de 2010 y su coste aproximado fue de unos 420 millones de euros. El buque es una unidad que forma parte de la Vista Class aunque con sustanciales modificaciones sobre el concepto original entre las que se incluye una proa especialmente reforzada para realizar sus habituales rutas trasatlánticas. En esencia el diseño del Queen Elizabeth toma el patrón del Queen Victoria y calca sus dimensiones principales salvo en el registro bruto, que aumenta respecto a su cuasigemelo debido a una popa practicamente vertical. Sus cifras son imponentes: 90.901 toneladas de registro bruto, con una eslora de 294 metros, 32´2 metros de manga y un calado de 8 metros. En sus 16 cubiertas (12 de pasaje) el Queen Elizabeth puede albergar a un máximo de 2.547 pasajeros y 900 tripulantes. Pese a sus profundas raíces británicas y su monárquico nombre la nave luce bandera de Bermudas, lo que le permite obtener suculentas ventajas fiscales además de poder oficiar bodas a bordo (algo que el pabellón inglés no deja). Su distintivo de llamada es ZCEF2.


"Liz" transitando por delante de los faros de Mera.


 La escala de un "Queen" en los muelles siempre tiene una mayor relevancia que cualquier otra debido al prestigio de estos navíos y el de su naviera, la Cunard, algo que no se ha perdido con el paso de los años pese a que las "Reinas" actuales (al menos en el caso del Queen Victoria y de nuestro protagonista de hoy) poco o nada tienen que ver con los otrora famosos liners que dieron tanta fama a esta compañía. Aún así los medios de comunicación siempre se hacen eco de la presencia de estos buques cuando arriban a nuestra ciudad, lo que repercute en un mayor número de curiosos que no pierden la oportunidad de ir a verlo. Esta vez tampoco fue una excepción, a lo que se ayudó el hecho de que la escala coincidiera en jornada dominical y que el tiempo, al menos por la mañana, acompañara en lo climatológico.




Este 2015 que está a punto de cerrarse ha sido realmente prolífico en  "Reinas" para A Coruña; en total han sido cinco visitas las protagonizadas por alguna de las naves de la dinástica naviera británica, 3 del Queen Victoria y 2 del Queen Elizabeth, en lo que ha sido uno de los años (si no el que más) con mayor presencia de esta compañía en nuestra ciudad. Que una naviera tan importante en el sector como es la Cunard apueste de manera tan decidida por nuestro puerto como punto de referencia en el noroeste peninsular es todo un motivo de orgullo.


Hasta el arco iris lució ayer para despedir a "Su Majestad".
(Foto: Manuel Candal)


En 2016 los coruñeses volveremos a disfrutar con la presencia de las naves de la Cunard. El Queen Victoria hará dos escalas (17 noviembre y 20 de diciembre) mientras que el Queen Elizabeth hará otras dos casi solapadas a las anteriores (24 de noviembre y 27 de diciembre). Nos sigue quedando la espinita de no recibir a la "Reinona", el Queen Mary 2, que desde su debut en aguas herculinas allá por el 2004, no se ha vuelto a dejar ver. En 2016 salvo cambios de última hora tampoco habrá suerte.


El Queen Mary 2 sigue haciéndose esperar en la ciudad.
(Foto: José Manuel Cereijo)


Volviendo a la escala de ayer, poco antes de las cinco de la tarde el Queen Elizabeth soltó amarras en mitad de un inoportuno chubasco que dificultó la labor "afotadora" y deslució un tanto la maniobra, siempre espectacular tratándose de ver a un gigantesco navío maniobrar en un espacio tan confinado. Una vez en campo abierto "Liz" puso rumbo al norte con destino a tierras británicas donde llegará esta misma noche. En 2016 pondrá proa de nuevo a A Coruña como ya dije pero eso será ya el próximo año.




Agradecimientos a mis compañeros Manuel Candal y José Manuel Cereijo a quienes le he "tomado prestadas" un par de fotos para la elaboración de este post.



viernes, 18 de diciembre de 2015

Holanda está de moda





Sé que a estas alturas del año lo más lógico sería hablar de temas navideños pero aquí en el blog seguimos con los asuntos cruceriles, en buena lógica porque ese es el tema central de esta página y también porque aún cuando queda practicamente nada para acabar 2015 las escalas siguen sucediéndose en el puerto de A Coruña. Sin ir más lejos este pasado jueves tuvo lugar otra de esas ilustres escalas con la visita por unas horas del buque Rotterdam.


(Foto: José R. Montero)


Procedente de Cádiz el buque de la naviera Holland America Line llegó sobre las siete de la mañana con unos 1.200 pasajeros a bordo que estos días disfrutan de una espectacular singladura de 17 noches de duración con salida y llegada al puerto que le da nombre a la nave y escalas en Oporto, Lisboa, Funchal, Gran Canaria, Sta. Cruz de Tenerife, Casablanca y la mencionada ciudad andaluza de la cual procedía el barco. Tras la parada en tierras gallegas el Rotterdam se dirigió a Southampton, última escala antes de poner punto y final a la ruta en Holanda. Si ya de por sí este itinerario resulta del todo atractivo, Holland America Line ofrecía a sus clientes la posibilidad de unificar varias rutas hasta poder crear un megacrucero de 83 días de duración o lo que es lo mismo casi tres meses a bordo de este excepcional buque. A eso lo llamo yo unas buenas vacaciones.




El de esta compañía es uno de los grandes nombres del transporte marítimo, con más de 140 años de experiencia (fue fundada en 1873), lo que la coloca a la misma altura de otros nombres míticos como Cunard ó P&O. En nuestra ciudad puede que pase algo más inadvertido que el de estas dos compañías pese a que su relación con el puerto herculino comenzara hace más de una década y se haya mantenido de manera ininterrumpida hasta el presente ejercicio. Fue en 2002 cuando Holland America Line debutó en la ciudad con el buque Prinsendam, recién incorporado a su flota y que desde entonces se convirtió en el principal representante de la compañía anglo-neerlandesa en aguas coruñesas. En 2003 la naviera trajo a la ciudad a su entonces buque insignia, el Oosterdam y a lo largo de los últimos años han sido varios los componentes de su insigne flota que se han dejado ver en nuestra bahía (Noordam en 2010 por ejemplo). En 2013 el Ryndam tomó el relevo del Prinsendam en nuestras aguas y a él se unió nuestro protagonista de hoy. De esta forma Holland dobló su apuesta por la ciudad gallega, apuesta que ha mantenido durante los últimos tres años. Holanda está de moda en nuestra ciudad.


El Rotterdam durante su salida de la ciudad este jueves pasando a la altura de los faros de Mera.


Y más que lo estará a partir de 2016. Hace unas semanas el Ryndam dejaba la flota holandesa para enrolarse en una nueva aventura comercial bajo los colores de la P&O Australia pero eso no significa que A Coruña se vaya a quedar huérfana de "tulipanes", sino más bien todo lo contrario. El próximo año verá como Holland America reforzará su presencia en nuestra ciudad programando hasta cinco escalas de sus navíos. El Rotterdam seguirá siendo la punta de lanza del proyecto con un total de tres recaladas los días 4, 20 y 26 de abril, y a él se sumarán dos buques hasta ahora inéditos en nuestra urbe, por un lado el Zuiderdam, un elegante buque de la serie Vista Class (como el Queen Victoria por ejemplo) que nos visitará el 29 de abril, y sobre todo la gran primicia de la compañía y nuevo buque insignia, el Koningsdam, que iniciará su carrera comercial la próxima primavera convirtiéndose en ese mismo instante en el mayor barco al servicio de esta legendaria compañía en su casi siglo y medio de vida. A Coruña tendrá el privilegio de recibirlo el mismo año de su debut, concretamente el 22 de septiembre. Como ven 2016 vendrá cargado de novedades holandesas.


2016 tendrá como primicia en nuestro puerto el debut del nuevo Koningsdam.
(Fuente: Holland America Line)


Y pese a que no sea una novedad siempre es un privilegio volver a recibir el próximo año al Rotterdam. Ayer cerró su calendario de escalas de 2015 en A Coruña (la anterior visita tuvo lugar el pasado 30 de noviembre) a las cinco en punto de la tarde cuando el buque soltó amarras y tras realizar un vistoso giro de 180 grados en las proximidades de la dársena fue ganando velocidad para, una vez doblado el dique poner rumbo hacia tierras inglesas.


(Foto: Manuel Candal)


Como es habitual quisiera agradecer a mis buenos amigos y colaboradores, Manuel Candal y Jose R. Montero las estupendas fotos que me han hecho llegar de uno de mis barcos preferidos. Si observan imposrtantes diferencias de luz entre sus instantáneas y las de un servidor se deben a que las de ellos corresponden a la escala que el Rotterdam realizó a finales de noviembre, climatológicamente un día mucho más propicio para la práctica de la fotografía naval que este pasado jueves.





martes, 15 de diciembre de 2015

Mirando detrás de la cortina



(Foto: Manuel Candal)


Sé que no debería pero no lo puedo evitar. Pese a que aún quedan varias e interesantísimas escalas en los escasos días que restan para despedir este 2015, me ha resultado demasiado tentador el mirar tras esa simbólica cortina del 31 de diciembre para ver que traerá en lo crucerístico a la ciudad de A Coruña el año venidero. Y he de decir que aunque haya sido un vistazo rápido y furtivo, lo poco que he podido otear augura un curso muy prometedor.




De lo que se sabe a día de hoy (o al menos de lo que he podido averiguar yo) el año 2016 presentará en cifras un panorama bastante similar al que ahora dá sus últimos coletazos, con 99 escalas ya confirmadas y una estimación aproximada de unos 140.000 pasajeros que visitarán la dársena herculina en las próximos 12 meses, lo que viene a confirmar a A Coruña como uno de los puertos de referencia en el noroeste peninsular y el buen trabajo que se lleva realizando desde hace muchos años en este sentido.


Las previsiones apuntan a que A Coruña dará la bienvenida en 2016 a unos 140.00 cruceristas.


De cumplirse las previsiones el 2016 crucerístico dará el pistoletazo de salida muy pronto, el 7 de enero, y lo hará, casualidades de la vida, con el mismo buque que despida 2015 en unos días, el legendario Marco Polo. A partir de aquí se sucederán las escalas de los navíos con importantes novedades aunque en un número bastante menor que en el presente año que ha sido bastante fecundo en este aspecto. Hagamos un rápido repaso por los debuts en aguas coruñesas que veremos a lo largo del año que está a punto de comenzar.


El buque Marco Polo será el encargado de abrir el próximo año.
(Fuente: Cruise & Maritime Voyages)


Y en ese compendio de novedades hay que destacar en primer lugar a toda una primicia de los mares como es el Koningsdam, el nuevo buque insignia de la naviera Holland America Line que iniciará su carrera comercial en la próxima primavera y realizará su visita inaugural a nuestra ciudad el 16 de mayo. No será sin embargo su primera escala en aguas gallegas ya que en el transcurso de su singladura de inauguración recalará en el puerto de Vigo. No acaban aquí las novedades de la naviera angloholandesa en aguas de Marineda para el próximo año; a la rada herculina también vendrá el Zuiderdam que si bien no es un barco de nueva construcción (fue botado en 2002 y es un Vista-Class como el Queen Victoria por ejemplo) será otro de los destacados debutantes del ejercicio.


El Koningsdam será una de las principales estrellas de los muelles herculinos en 2016.
(Fuente: hollandamericablog.com)


Junto al Koningsdam la otra gran novedad del año será la escala del Mein Schiff 5, el navío de la alemana TUI Cruises que en la actualidad se encuentra en la última fase de construcción en los astilleros Meyer Werft y que recalará por primera vez en nuestra ciudad el próximo 18 de septiembre. De esta manera la naviera germana continúa apostando por A Coruña como punto de referencia para sus naves desde que iniciara un agresivo proceso de expansión en 2014 con la puesta de largo del Mein Schiff 3 y este mismo año de su gemelo Mein Schiff 4.


TUI Cruises volverá a apostar por A Coruña para el estreno de su última incorporación, el Mein Schiff 5.
(Foto: Jose R. Montero)


Sin el relumbrón de los anteriormente citados pero no por ello carentes de importancia el puerto coruñés recibirá a otros buques que inscribirán por vez primera su nombre en el libro de ilustres visitantes de nuestros muelles. Así MSC Cruises nos traerá el MSC Musica (16 de septiembre), el único integrante de su clase que todavía no habíamos visto atracado en la dársena coruñesa. También nos visitará la última adquisición de la naviera Oceania Cruises, el Sirena, un buque gemelo a sus compañeros de flota Insignia y Nautica. Será el 27 de julio. Gemelo también de esta naves es otra de las novedades de 2016, el buque Pacific Princess, que visitará la ciudad a mediados de septiembre. Astoria es otro de los nuevos nombres a anotar el próximo año pero en este caso hay truco; se trata de un viejo conocido de los muelles coruñeses que ya nos ha visitado bajo las denominaciones de Athena o este mismo año como Azores. En 2016 iniciará una nueva aventura comercial. y nuestra ciudad será testigo de ello el próximo 10 de abril.


El MSC Musica se estrenará en la ría coruñesa tras haberlo hecho en 2013 en el puerto de Ferrol.


Mención especial merece el buque Aegean Odyssey y no por nuevo ni por grande (se trata de un pequeño barco ya entrado en años) sino porque su escala inaugural en puerto, prevista para el próximo 5 de julio, supondrá el debut de su naviera, Voyages to Antiquity, en aguas herculinas. De momento es el único debut de naviera confirmado para el 2016 a la espera de que la Viking Line confirme la llegada de alguno de sus buques a la ciudad. Dos de sus unidades, el Viking Star y el Viking Sea, figuran con escalas previstas en los próximos meses pero ésto todavía no se ha confirmado de manera oficial, un hecho similar al ocurrido este año y que al final no se llevo a cabo. Esperamos que 2016 sea por fin la fecha definitiva del "desembarco vikingo" en A Coruña.


2016 traerá el debut de una nueva naviera, Voyages to Antiquity, con su buque Aegean Odyssey.
(Fuente: Voyages to Antiquity)


No sólo de debuts viviremos en 2016. De entre los regresos destacados que tendrán lugar el próximo ejercicio es inevitable nombrar al Independence of the Seas, que tras un año de paréntesis alejado de aguas europeas volverá al viejo continente con Vigo y A Coruña de nuevo como puertos de referencia. Esta vez nuestra ciudad verá a este gigante de los mares tan sólo en una ocasión, el próximo 11 de octubre. Royal Caribbean no ha querido dejar a este viejo conocido por los coruñeses como único representante de la naviera en la ciudad para el 2016 y al Independence lo acompañará el Navigator of the Seas, buque que ya debutara en aguas herculinas en 2007 y que en 2016 hará un total de tres escalas: el 28 mayo, el 12 octubre y el 8 noviembre.


Además del Independence of the Seas (foto de encabezado de la entrada) la naviera Royal Caribbean también traerá a A Coruña al Navigator of the Seas, que ya debutara en la ciudad hace algunos años.
 

Una vez más y pese a que en 2016 reducirá notoriamente su presencia en la bahía, la naviera P&O será la que aporte el mayor número de visitas a la ciudad con un total de 17 recaladas protagonizadas por casi toda su flota (sólo faltará el Arcadia). Tras su espléndido debut de este año el Britannia volverá a ser su piedra angular con 4 escalas ya confirmadas.


P&O sigue fiel a la ciudad y en 2016 traerá a casi toda su flota, con una especial mención a su buque insignia, el Britannia que hará 4 recaladas.
(Foto: Manuel Candal)


Pero como siempre no todo son buenas noticias. De entre los buques que no veremos en la ciudad el próximo año destaca sobre todas las demás la ausencia del Empress, de la naviera española Pullmantur. En su enésima reestructuración corporativa, la filial de Royal Caribbean ha decidido retirar a este navío de la flota y sustituirlo en sus rutas por el Monarch. Desgraciadamente su política de embarques desde nuestra ciudad, que se venía realizando de manera ininterrumpida desde el año 2010, ha sido modificada y en 2016 ésta se llevará a cabo desde el puerto de Vigo. Una pena. Esperemos que en los próximos años se revierta la situación y Pullmantur vuelva a apostar por A Coruña como puerto inicial de alguna de sus travesías.


La deserción de Pullmantur será la nota negativa del año. El buque Monarch (en la foto) sustituirá al habitual Empress pero los embarques se harán desde Vigo.
(Fuente: Pullmantur Cruises)


Éstas son sólo las líneas maestras del año que está a punto de comenzar y que será apasionante. Los shipspotters y aficionados al mundo naval en general ya estamos deseando decir aquello de ¡que comience el espectáculo!.





jueves, 10 de diciembre de 2015

Trío de Reinas (Parte II)





En la primera parte de esta entrada especial dedicada a los buques de la naviera Cunard con motivo de la reciente visita de varios de los integrantes de su flota a nuestra ciudad, decidí hacer un repaso a aquellas ocasiones en las que estos particulares y afamados navíos, las "Reinas", habían coincidido atracados en el mismo puerto. En esta segunda parte continuaré con el repaso.




La llegada del siglo XXI parecía marcar el final de la era de los "Queens" puesto que con el veterano Queen Elizabeth 2 cada vez más próximo a su jubilación todo parecía indicar que con él concluiría un ciclo. Pero entonces apareció el megaconsorcio crucerístico Carnival, que a finales de la década de los 90 se hizo con el control de la Cunard. La primera medida del gigante norteamericano fue la de reverdecer los viejos laureles de la histórica naviera británica y nada mejor para hacerlo que dar la orden de construír un nuevo trasatlántico, algo inimaginable y que fue tachado de locura por muchos puesto que el tiempo de este tipo de navíos había pasado hacía décadas. Tras más de 10 años de exitosa carrera comercial el Queen Mary 2 ha demostrado a sus detractores que se equivocaban de pleno ya que el paso del tiempo ha convertido a este navío en el buque de pasaje más famoso de su época.


El trasatlántico Queen Mary 2, además de ser único en su especie, es el buque de pasaje más famoso del panorama crucerístico actual y por supuesto, el buque insignia de la Cunard.


La aparición del Queen Mary 2 a principios de 2004 provocó que tras 37 años de nuevo dos "Queens" surcaran los mares. Era cuestión de tiempo que ambos navíos coincidieran en alguna de sus escalas; dicho acontecimiento tuvo lugar el 20 de abril de 2007 y el escenario fue la ciudad de Sydney, que volvía a ver dos "Queens" juntos desde las dos reinas originales. El acontecimiento provocó en la ciudad "aussie" un caos  portuario como no se recuerda en la historia de la urbe australiana.


La primera vez  que Queen Elizabeth 2 (a la izquierda de la foto) y Queen Mary 2 (atracado al fondo) coincidieron levantaron una gran expectación. La bahía de Sydney se quedó pequeña para los cientos de embarcaciones particulares que se congregaron a la salida de los navíos.
(Fuente: Cunard)


Un año antes del "rendez-vous" con el Queen Elizabeth 2 el nuevo buque insignia de la Cunard tuvo un emotivo encuentro con el navío del que toma su nombre, el RMS Queen Mary, que desde su retirada del servicio activo en 1967 disfruta de su jubilación en el puerto de Long Beach (California) donde realiza funciones de hotel y centro de convenciones flotante. El saludo entre ambas naves tuvo un componente muy simbólico; uno de los tres "typhon" con los que el Queen Mary 2 emite sus señales acústicas es un original proveniente del propio RMS Queen Mary y que fue cedido a la naviera Cunard por parte del ayuntamiento de la ciudad angelina.


El emotivo encuentro entre el Queen Mary original y su predecesor tuvo lugar el 23 de febrero de 2006.
(Fuente: Cunard)


Las últimas incorporaciones a la flota Cunard y que han sido protagonistas en estas últimas semanas en los muelles herculinos también conocieron a la leyenda de los océanos que a día de hoy puede visitarse en la costa de California. El primero en hacerlo fue el Queen Victoria, en marzo de 2011, mientras que el Queen Elizabeth lo hizo justo dos años después. En ambas ocasiones el encuentro se celebró con una espectacular sesión de fuegos artificiales.


El RMS Queen Mary, en su retiro dorado en Long Beach, también recibió la visita de las otras unidades de la actual flota Cunard. En la imagen podemos ver al fondo al Queen Elizabeth.
(Fuente: Cunard)


La aparición del Queen Victoria a finales de 2007 y del Queen Elizabeth a finales de 2010 pese a la polémica decisión de bautizarlos como "Reinas" cuando no son verdaderos trasatlánticos ha tenido como evidente resultado el que desde hace 8 años y por primera vez en la historia tres "Queens" surquen los mares. La primera reunión monárquica de la Cunard ya como trío tuvo lugar en el puerto de Nueva York el 13 de enero de 2008 donde coincidieron el Queen Mary 2, el Queen Victoria y el Queen Elizabeth 2, que iniciaba ese año el que sería el último de su longeva carrera comercial. Para este histórico encuentro en la ciudad de los rascacielos el QE2 y el QV cruzaron el Atlántico navegando en tándem lo que, además de ser todo un aliciente para los pasajeros que tomaron parte de esta especial singladura sirvió para comprobar las diferentes cualidades marineras entre un genuíno transatlántico y un convencional buque de cruceros al enfrentarse a las siempre difíciles condiciones de este embravecido océano. En un principio éste iba a ser el primer y último encuentro de estas tres naves antes de la retirada del QE2, prevista para finales de ese mismo año, pero un posterior cambio de fechas propició que el 22 de abril estas tres "Reinas" se volvieran a encontrar, esta vez en el puerto de Southampton.


El último encuentro de las tres "Reinas" siendo el QE2 uno de sus integrantes tuvo lugar en el puerto de Southampton.
(Fuente: Cunard)


La retirada del servicio comercial del Queen Elizabeth 2 y su posterior venta al consorcio Dubai World no impidió que el legendario superliner pudiera conocer al buque que le ha relevado como portador de tan ilustre nomenclatura dentro de la compañía Cunard. El encuentro tuvo lugar el 31 de marzo de 2011 y sirvió para dos cosas: por un lado para demostrar que la arquitectura naval ha involucionado en lugar de evolucionar con el paso de los años y por otro para dejar claro que pese a ser un soberbio navío de cruceros, al actual Queen Elizabeth le viene muy grande su nombre.


Un mismo nombre. Dos estilos antagónicos: La primera vez que Queen Elizabeth 2 y Queen Elizabeth se vieron las proas quedó claro que cualquier parecido es pura coincidencia. Pese a lo que la engañosa perspectiva nos pueda hacer pensar, el actual Queen Elizabeth es más grande en términos de longitud que su predecesor, concretamente 50 centímetros.
(Fuente: Cunard)


Los tres actuales componentes de la flota Cunard han realizado varias "quedadas" en los últimos años siempre con motivo de alguna celebración especial. La primera fue el 5 de junio de 2012 cuando Queen Elizabeth, Queen Mary 2 y Queen Victoria coincidieron en Southampton durante las celebraciones del Diamond Jubilee, el 60 aniversario de la llegada al trono de Su Majestad la Reina Isabel II. La segunda tuvo lugar el 9 de mayo de 2014, también en Southampton. Esta vez el motivo de la reunión fue el de celebrar el 10º aniversario del Queen Mary 2, para lo cual los tres navíos zarparon en formación tres días antes desde el puerto de Lisboa (donde también coincidieron) realizando la travesía en convoy. Al llegar al estuario del río Test, la entrada natural a este puerto británico, los dos gemelos de la flota escoltaron al Queen Mary 2 para posteriormente rendirle honores al buque insignia de la compañía junto con una inmensa flota de remolcadores y embarcaciones particulares. Los fuegos artificiales tampoco faltaron en esta señalada ocasión.


(Fuente: Cunard)


La última reunión de las tres "Reinas" tuvo lugar este mismo año en el puerto de Liverpool, el 25 de mayo, con motivo del 175 aniversario de la naviera Cunard, una celebración que también quiso destacar la Autoridad Portuaria de A Coruña haciéndole entrega al capitán del Queen Elizabeth una reproducción de la Torre de Hércules con una placa conmemorativa durante la escala que este buque realizó en nuestra ciudad el pasado 16 de noviembre. Que la ciudad de Liverpool fuese la escogida para festejar tan relevante efeméride no se trató de una casualidad ya que fue aquí donde se fundó y donde tenía su cuartel general esta histórica compañía. La jornada se recuerda ya como uno de los mayores acontecimientos marítimos en la historia  de esta urbe de gran tardición naval; los tres navíos navegaron en formación a lo largo del río Mersey deteniéndose a la altura del histórico edificio Cunard Building, sede original de la compañía y actualmente patrimonio de la UNESCO, para realizar allí un movimiento sincronizado entre las tres naves antes de atracar en los muelles. La guinda al espectáculo la puso el escuadrón "Red Arrows" de la RAF que sobrevoló los tres buques dibujando en el cielo una gran bandera compuesta por los colores de la Cunard: rojo, blanco y azul. El ayuntamiento de la ciudad de Liverpool estimó que el acontecimiento fue seguido desde las dos orillas del río por un millón trescientas mil personas.


Los tres navíos en formación surcando el río Mersey durante la histórica celebración del 175 aniversario de la Cunard Line.
(Fuente: Cunard)


Viendo las fotos y los vídeos que hay en la red de todas estas memorables jornadas uno no puede evitar echar a volar la imaginación y plantearse como sería una escala multitudinaria de "Queens" en la ciudad de A Coruña. Puede resultar algo utópico pero lo cierto es que este año sus visitas a nuestros muelles han estado separadas por apenas 11 días y para el 2016, año en el que tanto Queen Elizabeth como Queen Victoria ya han confirmado su presencia en la ciudad (y por partida doble) tan sólo habrá un intervalo de una semana entre sus escalas, así que es una simple cuestión de seguir afinando el calendario. De momento lo que es seguro es que durante mucho tiempo seguiremos disfrutando de estas tres magníficas "Reinas"... aunque sea por separado.


El Queen Elizabeth partiendo de los muelles herculinos el pasado 16 de noviembre. En unos días volverá a hacernos una visita.


Para acabar quisiera agradecer la colaboración de mis amigos Manuel Candal y Carlos Rapela en el desarrollo de estos dos posts dedicados a tan especial saga de navíos.